sábado, 21 de noviembre de 2015

Relato Propio: Yo...

 ¿Cuándo fue la última vez que fui yo misma? Será que llevo sin ser yo, MUCHO AÑOS, muchos años que nadie me conoce de verdad.
 Solo una persona me conoce así, y es la única persona que no me critica.
 Siempre fui muchas cosas, para conformar a todos.
 La chica 10 para que mi familia se sienta orgullosa.
 La chica que no llora
 La chica que puede con todos los problemas que la vida le plantea.
 La chica que siempre tiene una sonrisa en la cara, para no preocupar a nadie.
 La misma chica que esta acostumbrada a llorar en silencio, que llora en silencio y sola desde que tiene memoria.
 Muchos dirán que leo mucho, y capaz que si, pero así vivo miles de vidas, así puedo aprender más, tener más experiencias y más respuestas a las preguntas que se platea.
 Tengo que ser fuerte, para que nadie me vea mal.
 Para todo el mundo tengo muchas virtudes, pero yo solo veo defectos en mi.
 No tengo un buen cuerpo.
 No soy linda.
 No soy inteligente.
 Por más que me esfuerzo en ser algo más de lo que soy, soy una simple chica normal, que sin lugar a dudas no se destaca en nada, a la que todo el mundo crítica, a la que todo el mundo le encuentra un defecto.
 Cada vez que alguien me dice lo maravillosa que soy, en lo único que puedo pensar es que lo único que me sale bien es fingir.
 Fingir que estoy bien, que estoy cómoda, feliz. 
 ¿Pero saben qué? Estoy cansada... de fingir
 De no ser realmente feliz. No soy una chica perfecta.
 Y al no ser perfecta me pregunto, ¿cuando fue la última vez que me sentí feliz? Y tristemente la respuesta es: CON UN LIBRO.
 ¿Y las últimas 50 veces? CON LIBROS.
 Antes de eso había sido feliz con personas a mi alrededor, pero porque la única persona que me acepto y me quiso siendo yo misma estaba cerca mío. 
 Cuando esa persona esta cerca yo no tenía miedo a fallar, no tenía miedo a equivocarme, porque si decepcionaba a alguien, él estaba ahí para abrazarme y hacerme saber que él me seguía queriendo y con eso me bastaba para ser feliz.
 Él era mi mundo y yo era el de él.
 No necesitaba nada más.
 Y perdón si sigo acudiendo a él cuando estoy mal, pero él me sigue aceptando como soy y saben que: NO NECESITO NADA MÁS!!!!

2 comentarios:

  1. Un relato muy real ^^ Me ha gustado mucho y creo que yo también me siento identificada con esas palabras :) Lo importante es quererse uno mismo y actuar como creamos que es mejor, no para contentar a nadie :P

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  2. Es un relato desgarrador... No hay absolutamente nadie perfecto en la faz de la tierra. Si miras a tu alrededor verás que nadie lo es y aún lo quieres. Por qué no querente a ti de la misma manera. Un besazo guapa que me sale le hermana mayor y te como a besos

    ResponderEliminar