lunes, 15 de enero de 2018

Reseña: Nunca me abandones de Kazuo Ishiguro


Título: Nunca me abandones

Título original: Never let me go

Autor: Kazuo Ishiguro

Páginas: 352

AUTOCONCLUSIVO

Editorial: Vintage Español

Sinopsis:
 Hailsham aparenta ser un agradable internado inglés, lejos de las influencias de la gran ciudad. La escuela se ocupa bien de sus estudiantes, enseñándoles arte y literatura y todo lo necesario para que se conviertan en el tipo de persona que la sociedad espera. Pero, curiosamente, en Hailsham no se enseña nada sobre el mundo exterior, un mundo con el que casi todo contacto está prohibido. Dentro de Hailsham, Kathy y sus amigos Ruth y Tommy crecen indiferentes ante el resto del mundo, pero será solamente cuando finalmente dejen la seguridad de la escuela que se darán cuenta de lo que Hailsham en realidad esconde.  
  Nunca me abandones rompe con los limites de la novela literaria. Es un misterio conmovedor, una hermosa historia de amor, una crítica mordaz de la arrogancia humana y también una investigación moral de cómo tratamos a la gente más vulnerable en nuestra sociedad. En su exploración del tema de la memoria y el impacto del pasado en un posible futuro, Ishiguro ha creado su libro más conmovedor hasta la fecha

Opinión personal:

Termine este libro hace ya más de 2 meses. Y todavía estoy destruida por el final del mismo!!!

La historia es sumamente desgarradora. Ame, lloré, reí, me enojé. 

Kazuo logró un millar de sensaciones encontradas en mi interior con su libro. Sin lugar a dudas, una historia hermosamente desgarradora

Y si la palabra es desgarradora, porque el final ya sabes que va a ser triste desde el primer momento que lo empiezas a leer, y aun así te aferras a una pequeña esperanza de que termine bien

Frase:
¿Dices que estáis seguros? ¿Seguros de estar enamorados? ¿Cómo se puede saber eso? ¿Créeis que el amor es tan sencillo?

Calificación:

4/5

¿Ya lo leyeron? ¿Les gustó?

Saludos de tinta


1 comentario:

  1. Me alegra que te haya gustado pero este libro no es para mi, lo dejo pasar.

    Saludos

    ResponderEliminar